Tiroxina alta

Tener altos niveles de tiroxina, o una elevación de la T4 , induce principalmente un estado de hipertiroidismo. Esto puede causar una variedad de síntomas, como pérdida de peso, pérdida de cabello, insomnio y temblores. También se asocia con la fatiga, la mala tolerancia a las temperaturas más altas, y la transpiración. Las personas con hipertiroidismo pueden notar otros síntomas como ansiedad, palpitaciones y un crecimiento en la base del cuello, llamada bocio. En general, la presencia de hipertiroidismo puede ser explicado por la enfermedad de Graves, tomar demasiada T 4 para tratar los niveles bajos de la tiroides niveles, crecimientos en la glándula tiroides o algunas condiciones temporales como un virus, y estas causas ayudan a indicar el tratamiento.

El propósito de la tiroxina es para regular el sistema metabólico del cuerpo, utilizar las calorías, y estimular, según sea necesario, ciertos neurotransmisores como la norepinefrina. Esencialmente, en la presencia de altos niveles de tiroxina, hormonas tiroideas señal de estos sistemas al exceso de trabajo y para producir más de lo necesario. El cuerpo comienza a consumir calorías demasiado rápidamente y produce una cantidad excesiva de neurotransmisores. Por lo tanto, los principales síntomas de un exceso de tiroxina son agitación, pérdida de peso, temblores y falta de sueño.

Las personas con altos niveles de tiroxina también tienen la transpiración excesiva y dificultad para tolerar el calor, porque la hormona ayuda a regular la temperatura. Los pacientes se sienten fatigados, porque sus cuerpos son como los motores que se están ejecutando a una velocidad demasiado alta. Desafortunadamente, incluso con fatiga, algunas personas tienen dificultad para dormir, y pueden no ser capaces de tener un descanso adecuado durante la noche. A pesar de la pérdida de peso es un síntoma común, algunas personas también tienen aumento de peso, ya que el cuerpo está exigiendo un gran nivel de calorías mayor que es normal, que se traduce en comer en exceso.

Otros síntomas asociados con altos niveles de tiroxina progresivamente empeoran si la afección no recibe tratamiento. El corazón puede experimentar un estrés significativo, que pone en riesgo la posibilidad de arritmias peligrosas, insuficiencia cardíaca congestiva y angina. Estos síntomas pueden ocurrir con otros como la falta de aliento, palpitaciones o dolor en el pecho. Tiroxina elevada también puede conducir a la fragilidad de los huesos y en última instancia a la osteoporosis .

Afortunadamente, los altos niveles de tiroxina generalmente son bien reconocidos, y el hipertiroidismo pueden confirmarse con algunas pruebas de laboratorio. Luego los médicos deben determinar la causa de dirigir la elección del tratamiento. Para algunas personas, los altos niveles de tiroxina se deben al desarrollo de un trastorno llamado enfermedad de Graves, que crea el exceso de T 4 . Otras causas son los virus, y el tratamiento para el hipotiroidismo en el que el paciente está tomando una dosis demasiado alta de la tiroxina.

Dependiendo de la causa de los altos niveles de tiroxina, el tratamiento puede incluir medicamentos para reducir temporalmente la T 4 . Las personas con hipotiroidismo necesitan pruebas para evaluar sus niveles de tiroxina y requerirán ajustes a su dosis de medicamento. A veces es necesario dar más pasos permanentes y quite toda o parte de la glándula tiroides. Si toda la glándula La mayoría de quitar, los pacientes requeriría entonces complementarios T 4 , ya que tiene muy poca tiroxina es tan peligroso como tener demasiado.